Alrededor de los años ’90 José Luis Britto comenzó con la fabricación de calzados artesanales y desarrollaba su labor en un pequeño local ubicado en el Partido de General San Martín, Provincia de Bs.As.

En ese entonces se dedicaba a la fabricación de zapatos de dama fino Luis XV pero con el correr de los años luego de haber visitado distintos ballets de música folklórica, comenzó a sentir un interés especial en la realización de un tipo de zapato “de baile”.

A partir de 1997 incursiona en el mundo del flamenco, donde el público, profesores de renombre y alumnas han sabido reconocer la calidad y detalles de confección inigualables.

Hoy nos sentimos orgullosos de trascender su legado y continuar mejorando cada día, con amor y pasión, así como lo hacía José, para que “sus hijitos”, así llamados por él, continúen siendo por excelencia “los zapatos que suenan flamenco”


nosotros